domingo, 20 de marzo de 2016

Reestructuración en la Liga

Autor: Visagu

La desigualdad en la máxima categoría del fútbol español es una realidad. Todos los años tenemos a los dos equipos (últimamente tres) que se juegan el campeonato, una serie de 4 o 5 equipos (junto a alguno que se cuela) jugándose la Champions y la Europa League y después una gran cantidad de equipos (7 u 8) más igualados que van a sufrir para salvarse. Por otra parte, en la 2ªA los equipos están algo más equiparados en su mediocridad (sin hacer término de desprecio), pero es una competición deficitaria (económicamente hablando) donde se refugian jugadores que ya han fracasado en la primera división junto con alguno que todavía quiere despuntar, sin grandes alicientes y, tal vez, con un exceso de equipos para lo que la categoría representa, pues solo hay que ver como llegan los equipos a la fase de promoción de ascenso (los jugadores se arrastran por el campo porque están fundidos físicamente).

La 2ªB, ya culmina el desastre de esta organización. Es una categoría plagada de filiales, lo cual quita plazas a ciudades con ilusión por el fútbol; sale tan poco rentable que, cada año, desaparecen y descienden varios equipos administrativamente por entrar en banca rota, lo cual también es un negocio para muchos otros equipos y para la propia federación debido a los ascensos que se producen a cambio de comprar plazas y no deportivamente tras ganárselo en el terreno de juego como debería de ser; es un auténtico pozo sin salida donde algunos equipos de gran caché y grandes plantillas se pasan años y años; y, además, la confección de los grupos se hace de modo que hay semanas en las que equipos amateurs con campos que apenas llegan a las 1.000 localidades tienen que recorrerse kilómetros en exceso para disputar su partido, cosa que no parece demasiado lógica dado que la propia federación cataloga a la 2ªB de categoría no profesional, pero claro, están más preocupados en aplicar normativas como que los jugadores titulares deben jugar con los dorsales del 1 al 11 que en pensar soluciones para la mejora del deporte que más gente mueve en este país.

La afición del Cádiz ya lleva 6 años sin poder ver la vuelta de su equipo a 2ª división
Huracán Valencia, el primer equipo de la 2ªB en desaparecer este año por no poder afrontar los pagos.

Aunque he puesto la imagen del Cádiz y del Huracán, hay muchos más equipos de ambos casos. En la 2ªB hay grandes equipos como el Murcia, Racing de Santander, Hércules, Lleida, Recreativo de Huelva (que también está en el saco de peligro de desaparición), Cartagena, Barakaldo, Logroñés, Burgos, Sabadell, Alcoyano, etc, y muchos otros que han pasado años hasta poder salir del foso como el Oviedo, Albacete, Alavés o Alicante en sus tiempos. A sus vez, en la peor cara de la moneda (porqué esta moneda tiene prácticamente ausente la parte buena), están los casos del propio Recre como ya hemos dicho, pero también del Salamanca, Compostela, Lleida, Ourense, Palencia, Universidad de Las Palmas, Badajoz, Sp.Mahonés, Figueres, Castellón, Benidorm, Denia, Ontinyent, Cerro Reyes, Sp.Villanueva, Fuerteventura, Ceuta y otros muchos que, en su día, desaparecieron, tuvieron que refundarse o terminaron descendiendo por impagos a la tercera división.

Cetrándonos ya en las soluciones que trato de exponer en este post ante los "problemas" que he mencionado anteriormente, es verdad que he escuchado múltiples alternativas de la gente sobre las posibles modificaciones que podrían hacerse en las diferentes categorías para su mejora. Obviamente, con algunas de ellas estoy de acuerdo y con otras no, pero, aún así, voy a ir explicando cada una de las mismas sin excepción, para que cada uno valore a su parecer si cree que sería una alternativa viable y adecuada.

En primer lugar, hay algo en lo que el 99% de la gente está de acuerdo (y yo me incluyo). Se debe formalizar una liga de filiales. No voy a entrar en si las categorías de los filiales deberían regirse por sus propios méritos o si deberían ser independientes de ello y ajustarse a la liga oficial, pero, obviamente, no puede tolerarse que hayan equipos en todas las categorías que desvirtúen la competición porque no pueden ascender o que lleguen los mercados invernales y los equipos filiales tengan la capacidad de cambiar a todo su equipo porque les ha ido mal y como representan un gasto minoritario en relación al primer plantel pues pueden permitírselo. Además, como ya he dicho antes, considero que son equipos que no mueven afición y están ocupando plazas (esta temporada 16 de 80 equipos de 2ªB son filiales y la pasada temporada fueron 21 de 80) que impiden disfrutar de categorías superiores a pueblos o ciudades enteras que tienen que conformarse con jugar en 3ª. Por otra parte, hay varios filiales que llenan sus equipos de gente que ya tiene su recorrido por el fútbol, cuando en realidad, debería ser todo gente joven (es decir, no cumplen la función que realmente debe tener un filial de potenciar y formar jugadores para el primer equipo), pero bueno, este quizá ya sea un aspecto interno de la política de clubs. 

La liga inglesa es la única gran liga que cuenta con su liga de filiales

Respecto a la primera división la consigna es clara y única: reducción de equipos a 18 o 16. Esto no es algo novedoso, la FIFA estableció la idoneidad de ligas de 18 equipos allá por el 2006/2007 o antes, dónde la liga portuguesa se redujo a los 16 equipos únicamente. 

Con ello evitaríamos los partidos de lunes o viernes que no tienen demasiada afluencia (manteniendo los horarios actuales que impone la televisión) y también se evitarían las jornadas entre semana que se realizan para poder cumplir con el calendario (aunque esto es cosa aparte). Lo verdaderamente importante y el fin con el que muchos aficionados plantean esto es para que los equipos de la parte baja fuesen menos y, gracias a ello, aumentara su nivel, pues si ahora cada uno de ellos tiene un par de jugadores bastante buenos que son los que destacan y mueven el juego del equipo, con el descenso a 2ªA estos jugadores podrían repartirse entre los otros 3 o 4 equipos que también suelen estar luchando por la salvación y se mantendrían en 1ª, de modo que ahora, estos equipos habrían mejorado su calidad y podrían estar más capacitados para dar sorpresas y ofrecer mejor espectáculo que dedicarse la mayor parte de sus partidos a defenderse porque se sienten inferiores. A su vez, también tocaría más parte del pastel a cada uno en cuanto a los ingresos que se ofrecen por estar en primera y esto permitiría a ciertas entidades tener unos presupuestos ligeramente mayores (veanse casos del Eibar, Sporting, Las Palmas o Rayo Vallecano por ejemplo).

Alemania es la única gran liga que no cuenta con 20 equipos (contando solo a las 5 más importantes) y sé que esta decisión sería bastante polémica. Además, también es cierto que todo se basa en una hipótesis, ya que, actualmente, estoy seguro que hay jugadores en segunda que son mejores que los que hay en primera y si reducimos el número de equipos seguirá pasando igual, por lo que no hay una garantía al 100% de que los jugadores buenos vayan a juntarse todos en los clubs que permanezcan en la máxima categoría consiguiendo que los equipos de esta aumenten de nivel y sean mas competitivos, pero a su vez, tampoco veo el planteamiento tan descabellado y es que todos sabemos que hay equipos en primera que "sobran" porque no ofrecen un nivel demasiado bueno (por decirlo de manera suave).

Última temporada de la 1ª división con 16 equipos en el año 1970/71. La victoria todavía contabilizaba solo 2 puntos

Respecto a la 2ªA ya tenemos dos alternativas viables, por una parte aumentar su nivel reduciendo equipos, pues si nos quedamos con aquellos más competitivos y sumamos que habría una reducción de equipos en 1ª, esta categoría también tendría su atractivo. Sería muy probable que hubiesen grandes equipos de grandes ciudades enfrentándose cada semana y desde el principio la gran mayoría, sino todos, con la ambición de subir. Por otro lado, tenemos la alternativa de sacar del pozo de la 2ªB a muchos equipos que merecen estar en 2ªA pero que ahora mismo no pueden porque todos no caben, ello se conseguiría con aquello que muchos echan de menos: hacer una segunda división con dos grupos como ocurría hasta la temporada 67/68. Evitaríamos también que equipos en segunda división tuviesen que cruzarse la península de punta a punta y quién más y quien menos disfrutaría de ver de vez en cuando a grandes equipos cerca de su casa. Por otra parte, con esta opción, se podría evitar la carga de partidos a los equipos y se incorporarían los play-off de ascenso a primera entre equipos que no se enfrentan durante la liga regular, lo cual sería otro aliciente más para el espectador. En fin, son dos alternativas totalmente dispares y que dependen de gustos o de la visión de cada uno, pero creo que tanto una como la otra tendría sus ventajas e inconvenientes en relación al sistema actual con el que poco a poco se ha ido devaluando la competición.

Para terminar, la 2ªB todos sabemos que fue un invento de "semi-profesionalidad" del fútbol en el año 77 debido a las épocas en las que los sueldos y las cantidades de dinero que se manejaban empezaron a dispararse incontrolablemente. Esta categoría nunca ha estado muy bien vista, porque, como ya he dicho anteriormente, supone un pozo del cual cuesta mucho de salir, es totalmente deficitaria y encontramos a equipos muy dispares tanto por merecerse estar mejor posicionados en nuestro fútbol, como, en caso contrario, porque tienen unos recursos y unas condiciones que no podemos llegar a considerarlas de profesionales.

En caso de irnos por la rama de reducción de equipos tanto en primera como en segunda, esta categoría podría quedar como una segunda división actual aproximadamente. La mejor opción para algunos sería dejar un grupo único como ocurre en muchos países donde el desglose en grupos llega en divisiones posteriores de las cuales ya se encargarían las distintas federaciones a nivel comunitario o provincial. Esta opción dejaría una 2ªB que particularmente no me gusta demasiado, ya que creo que estaríamos aumentando los problemas de los equipos más que solventándolos.

La otra opción aplicable viene por la vía de hacer dos grupos en 2ªA y supondría la desaparición de la categoría de 2ªB como tal, dejando tras la 2ªA a la actual 3ª. El fútbol sería considerado como amateur, los equipos jugarían a nivel de comunidades y no tendrían los desplazamientos actuales y, apenas tendríamos equipos de grandisimos niveles, ya que, con el aumento de clubs en 2ªA por los dos grupos podríamos englobar a aquellos equipos más punteros que ahora están en la 2ªB. Por supuesto, esta categoría tendría unos beneficios mínimos, pero los gastos también serían bastante bajos y eso evitaría gran parte de los endeudamientos de los clubs y las continuas desapariciones de históricos del fútbol. En mi opinión, quizá estaríamos reduciendo un poco la competitividad de ligas y estableciendo una gran frontera entre la 2ª y la 3ª, pero sería un alivio para muchos clubs y una buena manera de, al menos, intentar evitar los continuos impagos.




Una de las excepciones en la 3ªdivisión. El Castellón y su estadio Castalia durante esta temporada

Con esta desaparición de la 2ªB y el paso directo a la actual 3ª, una de las asignaturas que quedaría pendiente creo que sería la revisión del método de ascenso porque no puede ser que comunidades como Murcia, La Rioja o Cantabria que cuentan con una sola provincia y tienen menor calidad en sus equipos tengan las mismas oportunidades de ascender que catalanes, valencianos, andaluces, gallegos o castellano-leoneses, pero sería extenderse demasiado si empezamos a manejar también las distintas opciones de mejorar el actual sistema de promoción de tercera.

También te puede interesar:
Opiniones, capítulo 5, fútbol en navidad
La copa del rey: una competición de intereses

2 comentarios:

  1. El Castelló...que records de ixe equip al FIFA en segona divisió....més el Alacant..el Benidorm, Salamanca...que pena que no estiguin a segona divisió almenys ='(

    ResponderEliminar
  2. tot i que la estructura que tenen actualment les diferents categories del futbol espanyol influeix, ja que, no son rentables econòmicament, crec que en la majoría dels casos de desaparicions, refundacions i descensos administratius han sigut clau les males gestions dels alts mandataris dels clubs. S'ha vullgut vorer més el traurer rendiment i benefici econòmic que els valors, la història i el sentiment de tota una ciutat que duia al damunt el nom d'una entitat tan gran com ho eren algunes de les que nombres (Castelló, Benidorm, Salamanca...) i d'altres que ens hem deixat al post, però que també han patit casos similars com ho son la Vilajoiosa, el Oriola o el Gandia, fent referència als equips valencians que ens toquen més de prop

    ResponderEliminar